Crónica_#e2_23 de Enero

Comenzamos con la intervención de Yolanda Argüelles, enfermera y miembro del Comité de Ética Asistencial del Área VIII (Asturias), quien nos hizo una introducción a la historia de la bioética en el mundo, la cual está básicamente constituida por la ética médica. Su regulación en Occidente parte del Juramento hipocrático en la Grecia Clásica y desarrollado por la escolástica medieval desde la teología moral. En el siglo XVIII el pensamiento cristiano elabora un código denominado deontología médica y desde 1970 el Código de Nüremberg y el primer trasplante de corazón, marcan la época moderna de la bioética. Hoy día las cuestiones y decisiones con respecto a la salud y la curación, son cada vez es más complejas a medida que las nuevas formas de manipulación biotecnológica y los problemas ecológicos se desarrollan.

Ante la pregunta fundamental de si todo aquello que es técnicamente posible realizar, es aceptable éticamente, Yolanda Argüelles nos planeta otras preguntas básicas como: ¿Qué es la salud? ¿qué relación tiene con la ecología? ¿Cuál es la diferencia entre “curar” y “cuidar”? ¿Vivimos con un modelo de salud paternalista o autónomo?

El debate se enfoca en las tecnologías de prolongación de la vida y la muerte, cuya controversia refleja la dualidad cristina de cuerpo y alma, además de muchas otras connotaciones culturales. Para finalizar hicimos un recorrido por la exposición Matera Prima a través de las piezas: “Biopresence” de Shiho Fukuhara y Georg Tremmel, quienes proponen crear árboles de ADN humano con el fin de crear “Memoriales Vivientes” o “Lápidas Transgénicas”. “Environmental dress”, de María Castellanos y Alberto Valverde, que trabajan explorando las intersecciones entre la máquina y el humano y proponen prendas de ropa con dispositivos sensoriales que estudian las variaciones de temperatura, presión atmosférica, etc.. que nos rodean en nuestra vida cotidiana. Opimilk, de las artistas Teresa Dillon, Naomi Griffin-Murtagh, Claire Dempsey y Aisling McCrudden, quienes proponen transformar el organismo bovino en un bio-reactor que produce medicina que se ordeñan de las ubres de la vaca.

Nuestra misiva sigue abierta, si te apetece contribuir en la “estación de escucha” puedes enviarnos un audio aquí.

Hemos creado en nuestra página web un apartado de recursos bibliográficos y audiovisuales.

Y también una lista de distribución en la que te puedes suscribir.